¿Cómo saber si debo ( si es necesario) instalar un pararrayos?

sobretensiones-ingesco

La instalación de un pararrayos para protegerse contra las sobretensiones Ingesco, es siempre muy recomendable en cualquier tipo de estructura o edificio. Su correcta instalación y mantenimiento garantizan la seguridad de todos los aparatos electrónicos y sobretodo, la seguridad de las personas que se encuentran en las instalaciones.

Pero, ¿de que depende saber si es obligatoria (necesaria) la instalación de un sistema de protección contra el rayo?

Siempre hay que tener en cuenta la normativa vigente en cada región o país, los valores que se utilizan en la gran parte de las normativas son los siguientes:

– Situación geográfica:

El valor isoceraunico de cada zona estipula la frecuencia de rayos por año por kilómetro cuadrado, si el valor es importante en esa zona significa que la frecuencia de rayos es elevada. Por lo tanto, la posibilidad de recibir un rayo en la estructura es destacable.

– Características de la estructura:

La altura de donde se encuentra, la altura de la propia estructura, de que está rodeada, los materiales con los que está realizada la estructura, etc… son puntos que contemplan todas las normativas vigentes.

– Actividad de la zona a proteger:

La actividad de la industria puede tener más necesidad de protección que la de un hogar privado. O sectores que trabajan con combustibles o materiales inflamables tienen una necesidad clara de tener un sistema de protección con pararrayos.

– Pérdidas:

Un factor determinante en caso de impacto de rayo son las pérdidas que implicarían. Si son prácticamente nulas es mucho menos importante la protección que si al haber un impacto de rayo se producen muchas pérdidas materiales. Sobre todo si las pérdidas son vidas humanas o patrimonios culturales irreemplazables.

– Suministro eléctrico:

Hay que tener presente el tipo de suministro eléctrico que se tiene en la estructura, un suministro que llega por el subsuelo es mucho menos propenso a sufrir un impacto de rayo que una instalación aérea en la que los cables de suministro están expuestos.

Existen programas gratuitos que ofrecen empresas de protección externa de calidad como INGESCO, estos programas permiten que tú mismo rellenes el formulario con las preguntas técnicas que se plantean y se concluye con un informe que dice si es necesaria o no la instalación de un pararrayos y también el grado de protección necesario.

Siempre es recomendable no instalar un pararrayos que no estén en concordancia con las normativas vigentes, para así garantizar que cumpla su función en el momento necesario y tener presente su periódico mantenimiento para asegurarse que sigue en correcto funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *